¿Sabía que su Internet Explorer no está actualizado?

Para tener la mejor experiencia en nuestro sitio, le recomendamos que actualice su navegador a uno más moderno. Para descargar un navegador web más nuevo, haga clic en el botón Actualizar.

El refugio ideal

A medida que nuestra cultura se acelera y fragmenta, con una filosofía de estar siempre listos, donde el trabajo puede surgir en cualquier lugar y las interrupciones tecnológicas son habituales, no debería sorprendernos que las personas busquen un escape. El baño está pasando a ser un lugar clave al que recurren para encontrar un santuario. E invierten dinero para que sea perfecto.

Desde 2009, los baños están primeros en la lista de proyectos de remodelación de los propietarios. El gasto promedio es de alrededor de $16,000 por proyecto de acuerdo con la Asociación Nacional de Constructores de Viviendas, aunque algunos constructores informan que existen clientes que gastan más de $45,000 en la remodelación de un baño principal. El deseo de tener accesorios hermosos y funcionales se da por sentado, pero es la forma en la que se colocan y cómo se disponen lo que también puede marcar la diferencia.

Las duchas vienen con sistemas de vapor y cada vez son más grandes, con más vidrio. En algunos casos, simplemente se convierten en una extensión del piso del baño, sin ningún tipo de puerta o cortina. Las ventanas y tragaluces adicionales también son populares para integrar el exterior con el interior, creando una atmósfera natural tipo spa. Y se ven con más frecuencia los inodoros separados por una pared, que ofrecen mayor privacidad y hacen que el baño sea un lugar para que pueda disfrutar más de un miembro de la familia a la vez. Los inodoros en sí ofrecen mayor comodidad, con asientos calefaccionados, bidés integrados e incluso música. Tocadores dobles, pisos calefaccionados, baños de vapor, refrigeradores pequeños e incluso TV de pantalla plana se incluyen en la lista de populares complementos de lujo para el baño, mostrando que la opulencia y la gratificación son las que mandan.

Las alternativas al linóleo y los azulejos vidriados son una tendencia en crecimiento, pero no necesariamente significa que se use el mármol. Se comenzó a usar porcelana, piedra, azulejos de vidrio, bambú y azulejos tipo madera para añadir una sensación fresca y contemporánea, y algo de calidez. Y eso, en última instancia, es la esencia del refugio ideal: un lugar cálido, acogedor, cómodo, apartado y tranquilo. Para garantizarlo, es lógico que los decoradores hayan encontrado en el baño un lugar grandioso para marcar una diferencia hermosa y lujosa en los hogares.