¿Sabía que su Internet Explorer no está actualizado?

Para tener la mejor experiencia en nuestro sitio, le recomendamos que actualice su navegador a uno más moderno. Para descargar un navegador web más nuevo, haga clic en el botón Actualizar.

La influencia del spa

Así como los propietarios de viviendas obtienen algunas de sus influencias en decoración y diseño de los lugares que visitan, los hoteles, restaurantes y otros espacios comerciales se encargan de crear lugares estilo spa más relajantes e inspiradores para sus huéspedes. Usar el baño en un restaurante puede ser bastante cotidiano, nada que valga la pena comentar al regresar a su mesa. Pero hoy eso cambió, especialmente en los establecimientos sofisticados y en las grandes urbes.

Y los hoteles también entienden que de la misma manera que los propietarios de viviendas buscan para los baños de sus hogares mayor lujo y una sensación de estar en un lugar lleno de tranquilidad y equilibrio, los diseños fríos y desapegados de los baños de hotel de los últimos años ya no son del agrado de los viajeros. Además, si tenemos en cuenta que la mayoría de los viajeros pasan gran parte de su tiempo en el baño del hotel, es lógico que se utilicen tonos más cálidos, piedra en vez de azulejos, un espacio más amplio para el mostrador y otros servicios como música y una iluminación más suave. En los últimos años, las superficies de cuarzo en los baños aumentó un 10 por ciento, aunque el mármol sigue siendo lo que más se usa.

Como parte de esta tendencia que emula los estilos de lujo y confort disponibles en los spa, la ropa blanca, tal como las toallas y batas de baño, se ha vuelto más gruesa y suave. Y el diseño transicional en los accesorios, no tan ostentoso como clásico, pero que tampoco tiene del todo líneas definidas, está en auge. Sin importar que estas tendencias se vean como la combinación perfecta entre lo clásico y contemporáneo o que simplemente hoy se sienta como algo renovador, la influencia del spa está entre nosotros y cada vez más en los lugares en los que pasamos más tiempo, ya sea por unos momentos o por una noche.