¿Sabía que su Internet Explorer no está actualizado?

Para tener la mejor experiencia en nuestro sitio, le recomendamos que actualice su navegador a uno más moderno. Para descargar un navegador web más nuevo, haga clic en el botón Actualizar.

Piense a nivel mundial, diseñe a nivel local

A medida que la tecnología sigue acercándonos cada vez más, los arquitectos, diseñadores y marcas hoteleras deben equilibrar la necesidad de agilizar el desarrollo a través de múltiples proyectos con la sensibilidad medioambiental y el conocimiento de la cultura local.

En términos abstractos, esto significa inspirarse en todo el mundo. En términos prácticos, diseñar localmente significa obtener materiales de construcción, desde elementos decorativos hasta accesorios de plomería, de proveedores confiables con fuertes redes de servicios locales. Aunque los gustos y las costumbres varían significativamente en todo el mundo, los productos de TOTO tienen una cosa en común: una red global ecológica y bien establecida que abarca desde producción y distribución hasta ventas y servicio.

¿Cómo trabajan juntos los diseñadores y clientes para enfrentar los desafíos contemporáneos como el cambio climático, la escasez de agua y los derechos humanos, por mencionar algunos? Le pedimos a cinco diseñadores de importantes empresas globales de diseño que hablaran sobre cómo han enfrentado estos desafíos modernos.

La formación del mejor equipo

Collin Burry es el director de diseño de Gensler, una compañía de arquitectura, diseño y planificación global con sede en San Francisco. La firma ha diseñado de todo, desde las nuevas oficinas centrales de Facebook en Menlo Park hasta la Torre de Shanghái de 632 metros de altura (2,073 pies) en Shanghái , y la Terminal Dos en San Francisco. Para Burry, la clave para trabajar con éxito está en reunir al mejor equipo posible de la extensa red de la compañía. "Ofrecemos recursos globales para cada cliente y para cada proyecto, pero creemos que el mejor diseño lo determina el conocimiento local que solo las personas auténticamente conectadas a ese mercado pueden ofrecer", dice Burry, quien señala que sus equipos siempre están dirigidos por talento local y aplican las lecciones aprendidas de los mejores proyectos de todo el mundo. Para el proyecto de la Torre de Shanghái, Gensler reunió un dinámico equipo de expertos de sus 11 oficinas en todo el mundo y designó como líder a Jun Xia, oriundo de Shanghái. "Las profundas raíces de Jun en Shanghái nos han ayudado a crear un edificio altamente innovador que es una verdadera representación de la ascensión de China como potencia mundial", dice.

El mantenimiento de la autenticidad cultural y la sensibilidad ambiental

El mantenimiento de altos estándares de calidad en el diseño y ejecución de proyectos de una empresa es el mayor desafío para Sara Schuster, directora asociada en STUDIOS, una práctica global con seis oficinas en todo el mundo, incluyendo una en Mumbai, que abrió sus puertas en 2012. "Cada reto, desde los requisitos legales y la licencia hasta las capacidades de construcción y el desarrollo de recursos locales con todos, como ingenieros y empresas asociadas, se debe cumplir con una inversión a largo plazo y el compromiso de ofrecer la más alta calidad", afirma. "No hay soluciones rápidas". Más aún, a medida que se desarrollan las habilidades de consultoría local, los diseñadores extranjeros se enfrentan a una creciente competencia de empresas locales, aunque la colaboración también es cada vez más común.

En términos generales, Schuster piensa que las tendencias se dirigen hacia la autenticidad cultural y una mayor sostenibilidad, tanto en Estados Unidos como en el extranjero. Tomemos, por ejemplo, el complejo residencial de Jaipur en Jaipur, India. El proyecto se encuentra en un sitio prominente junto a Statue Circle, un monumento a la fundación de la ciudad, por lo que STUDIOS se inspiró en los monumentos locales así como en los principios de Vastu, la antigua doctrina hindú que describe cómo las leyes de la naturaleza afectan a las viviendas humanas.

El sitio fue estudiado como una cuadrícula, con funciones específicas de edificios asignadas en todo el complejo para lograr un equilibrio natural. STUDIOS comenzó a desarrollar un plan de aglomeración con unidades alrededor de un patio interior que, si bien era eficaz, no proporcionaba suficiente ventilación o espacio al aire libre, por lo que el diseño evolucionó para incluir una cascada pendiente de terrazas individuales escalonadas. El conjunto final se alza desde el noreste hacia el suroeste, cumpliendo con la doctrina Vastu, con residencias en niveles con vistas a Statue Circle. Finalmente, las penetraciones verticales continuas dentro del conjunto de la torre Este brindan luz solar y ventilación natural en el interior de cada unidad, y un elemento de agua en el patio ayuda en la refrigeración pasiva del complejo. El resultado final es un proyecto de vivienda que es tan culturalmente apropiado como ambientalmente responsable.

Adaptación de las diferencias

Uno de los principales propulsores de tendencia en el debate de lo global versus lo local es la generación del milenio, cuyas preferencias de viaje son radicalmente diferentes de las de generaciones anteriores. La industria hotelera, en particular, se centra en adaptarse a ese estilo de viaje, según Julia Monk, vicepresidenta sénior y directora de diseño de hotelería de HOK en la oficina de Shanghái. Esta "Generación de Ahora" que conoce bien la tecnología prefiere viajar en un estilo diferente al de sus padres, y puede identificarse por no tener "deseos" sino "necesidades". Y aunque la industria hotelera siempre se ha destacado por su servicio, la creciente aplicación de tecnología de kiosco ofrece el tipo de ritual que la Generación del Milenio prefiere. De hecho, el 36 por ciento de la Generación del Milenio prefiere el check-in automatizado en quioscos con poca o ninguna interacción personal, en comparación con solo el 19 por ciento de los viajeros de edad más avanzada. (¿No está convencido? Simplemente pregúntese cuándo fue la última vez que acudió a un cajero en un banco cuando necesitaba dinero en vez de ir a un cajero automático).

Los hoteles están adaptando las marcas existentes o desarrollando otras nuevas para responder a la Generación del Milenio, que busca constantemente la gratificación inmediata. "Los vestíbulos se han convertido en salas de estar comunales, las habitaciones están equipadas para admitir una gran cantidad de dispositivos electrónicos, se espera contar con una conexión Wi-Fi gratuita y las redes sociales permiten que las reseñas de los huéspedes sean instantáneas", dice Monk. Su compañía trabajó con Wyndham Hotels para desarrollar la marca Tryp, una marca familiar de precio medio bien conocida en Europa y que recientemente abrió su primera propiedad en Estados Unidos cerca del Times Square de Nueva York. Sus habitaciones cuentan con opciones como máquinas elípticas privadas y literas para familias. El TRYP Hotel Times Square también ha creado un "vestíbulo social", con un ambiente mucho más joven y una atmósfera moderna que atrae a los huéspedes a socializar en el vestíbulo en vez de permanecer aislados en sus habitaciones, gracias a LobbyFriend, una aplicación que ayuda a los huéspedes del hotel a conocer e interactuar con otros viajeros.

Sin embargo, el desafío para los diseñadores en el sector de la hotelería es satisfacer, bajo un mismo techo, las necesidades de la Generación del Milenio, de sus padres y de sus hijos. Según las principales compañías de viaje, los viajes familiares multigeneracionales representan más del 10 por ciento de la totalidad de su negocio. Dan Austin, director de Austin-Lehman Adventures, dice que los viajes personalizados se multiplicaron por diez en los últimos años. "Los grupos varían en tamaño, desde familias de tan solo cuatro miembros hasta de 24 miembros", dice.

Fidelidad a la marca

Dado que trabaja a nivel mundial, la mayor tarea de Monk es mantener los estándares internacionales de la marca y al mismo tiempo incorporar la cultura y estilo de vida locales. "En cada uno de nuestros proyectos, empezamos por definir una visión con el cliente para entender completamente la marca, la arquitectura del proyecto y la ubicación", explica. "El proceso requiere un gran esfuerzo de investigación para asegurar que nuestra imagen del lugar no sea superficial". Por ejemplo, para un proyecto reciente en Changle, una bulliciosa ciudad ubicada en la provincia de Shandong en China, el equipo de HOK investigó a fondo la comunidad artística local, comenzando con una exploración independiente y terminando con un viaje de investigación a la ciudad para visitar a los artesanos locales en sus estudios y ver las tradiciones artísticas en los museos. Luego incorporaron ideas de las artes locales, como tallado de piedra, pintura de laca, escultura de corcho y cerámica, en las zonas comunes.

Creación de un centro social

Como veterana de la industria hotelera que diseñó su primer hotel cuando aún estaba en la universidad, Monk ve que a nivel global, los hoteles en muchos países no están siendo diseñados solamente para los viajeros de otras ciudades sino también como centros sociales para la comunidad local. "El Hyatt, por ejemplo, da mucha importancia al desarrollo de un programa de alimentos y bebidas para satisfacer las necesidades de la comunidad local a fin de entretener a sus amigos, familiares y conocidos de negocios", dice Monk. De hecho, su lema de servicio de alimentos —"Cuidasosamente adquirido. Cuidadosamente servido"— significa adquirir y proporcionar opciones de alimentos y bebidas saludables para los huéspedes y asociados de Hyatt, que también son buenos para las comunidades locales y el planeta. El Park Hyatt en Toronto, por ejemplo, ofrece opciones vegetarianas y sin gluten en todos los menús además de apoyar a las comunidades saludables a través de la adquisición de productos de proveedores locales. El hotel también comparte el conocimiento en las escuelas, apoya activamente los mercados de agricultores y patrocina escuelas culinarias locales en competiciones.

Apreciación de rituales y tradiciones locales

Para Shawn Sullivan, socio y líder de estudio en Rockwell Group, la clave para trabajar con una marca global como Nobu, la aclamada cadena de restaurantes japoneses, es comprender y apreciar las tradiciones y rituales únicos de la ubicación de cada proyecto. La empresa ha colaborado con Nobuyuki Matsuhisa en el diseño de 16 restaurantes Nobu, 10 en EE. UU. y seis en el extranjero. "Como diseñadores, tenemos que anticipar cómo los invitados usarán los espacios", dice. "Los propietarios y operadores adoptan un enfoque diferente. Así que también nos centramos en cómo nuestros clientes interactuarán con sus invitados, qué rituales deben crearse y la forma de abordar las cocinas". Siempre hay una tendencia a aminorar o simplificar las diferencias locales para crear una estética uniforme global. Sin embargo, el equipo de diseño de Rockwell gravita hacia la celebración de la cultura y las características locales en su trabajo. "Las personas están más interesadas en visitar hoteles y restaurantes que capturan la autenticidad de cada lugar en vez de vivir una experiencia de diseño que ya han visto", dice Sullivan.

Lo que más estimula a Sullivan es concentrarse en los mínimos detalles que hacen que cada lugar sea único, además de aprovechar las técnicas y especialidades de construcción que están fuertemente arraigadas en la tradición y artesanía locales. "Por ejemplo, Grecia tiene una larga historia de tallado en piedra, y en Asia hay obras de carpintería y acabados artesanales y laqueados increíbles", dice. Es una sensibilidad de diseño que se imparte en diferentes lugares de todo el mundo. El restaurante Nobu en el hotel InterContinental en Hong Kong, por ejemplo, se siente como si estuviera flotando en el Puerto Victoria, e incluso tiene un techo que está profundamente arraigado en la fabricación de joyería cantonesa. Se compone de 450,000 espinas de erizo de mar dispuestas en un patrón fluido ondeado que refleja poéticamente el agua de abajo.

El Rockwell Group también ha completado recientemente el primer Nobu Hotel, situado en el Caesars Palace de Las Vegas, y para el restaurante del hotel querían crear una atmósfera dramática tipo "ver y ser visto", como un guiño al glamour de Las Vegas. Eliminaron las paredes para que los huéspedes se puedan ver entre ellos, crearon una barra curvada extragrande y utilizaron pantallas teatrales tejidas de 20 pies para separar el restaurante del casino.

La tendencia de recurrir a las costumbres y tradiciones locales no va a desaparecer pronto sino que continuará: "Los clientes en todos los ámbitos están queriendo crear un verdadero sentido del lugar que es auténtico", dice Collin Burry. "Por lo tanto, una tienda en San Francisco necesitará capturar la esencia de la zona de la bahía mientras que una tienda de ese mismo cliente en la Ciudad de México buscará evocar a la Ciudad de México".

Desafíos contemporáneos, soluciones atemporales